jueves, 2 de febrero de 2017

Canto de cadenas rotas


Canto de cadenas rotas
huellas de sangre que en las noches vuelven al mar
luna llena que derrama su luz líquida y mineral
sobre altas palmeras
seibas sagradas
anacahuitas de cristal
hogueras de sangre
danza milenaria
trapiche de humo
caña con sabor a látigo
sudor y sangre en la mirada azorada del viento
días atrapados en un horizonte atardecido  por el luto
y de los pechos destrozados por el arcabuz
un vendaval de mariposas anuncian el alba

Domingo Acevedo.
Julio/13

Dedicado a Sebastian Lemba.






Fotos tomadas de la red

Guerreros invencibles del Aconcagua.




Esta noche
solitarios guerreros danzan en los pergaminos del tiempo
alrededor de una luna de plata
parecen mariposas danzando en el viento
tratando de alcanzar un sueño
una luz perdida en los lejanos suburbios de la alborada
fantasmas que recorren los Andes
atravesando senderos amazónicos
buscando entre los residuos de la historia
los restos incinerados de la utopía
encendiendo hogueras apagadas por el llanto
para que nuevamente iluminen de esperanza
las aldeas remotas de los Mapuches
hechos de amor y ternura
de un sentimiento tan profundo
que los ata por siempre a la tierra
por la viven y mueren
guerreros invencibles del Aconcagua
hechos de barro y agua
habitantes de más allá del río Maule
araucanos bravíos
eternizándose en el tiempo
raza que emigra desde el dolor y el sacrificio a la gloria
hoy por un sendero de sangre  que viene del pasado
un centauro herido se aleja a morir en mi voz


Domingo Acevedo 



Fotos tomadas de la red.

domingo, 15 de enero de 2017

REALIZARAN EXPOSICION DE ARTES PLASTICAS EN RECLAMO DE LA RATIFICACION DEL ACUERDO DE PARIS SOBRE CAMBIO CLIMATICO

REALIZARAN EXPOSICION DE ARTES PLASTICAS EN RECLAMO DE LA  RATIFICACION DEL ACUERDO DE PARIS SOBRE CAMBIO CLIMATICO

Nota de Prensa,
Sábado, 14 de enero de 2017,
Santo Domingo, D.N.

En el marco del reclamo de que la República Dominicana ratifique el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático, artistas plásticos de Puerto Plata, Santo Domingo y Cuba efectuarán la V Colectiva de Artes Plásticas sobre Cambio Climático y Cuidado del Planeta, del 17 al 28 de este mes de enero.
La apertura de esta muestra colectiva se celebrará el próximo martes, 17 de enero, a las 7 de la noche, en la Galería de Arte Abad, situada en la calle Sánchez número 120 de la ciudad colonial de Santo Domingo, donde también se exhibirá la exposición.
Artistas Unidos por un Planeta Posible y el Comité Nacional de Lucha Contra el Cambio Climático, CNLCC, invitaron a todo el movimiento ambientalista como al público en general a participar en el acto de apertura  y a visitar la exposición.
Ambas entidades manifestaron que el propósito de la exposición es apelar a la conciencia y a la sensibilidad de la autoridades nacionales y de la población sobre la necesidad de que la República Dominicana ratifique de inmediato el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático.
Señalaron que es urgente que el país ratifique este acuerdo por ser el octavo más vulnerable del planeta al cambio climático y ante el pronóstico de que la isla de La Hispaniola seguirá siendo afectada por fenómenos extremos como intensas precipitaciones o prolongadas sequías, así como por el incremento de la cantidad y la intensidad de los huracanes y otros fenómenos hidrometeorológicos.
Explicaron que la exposición es parte de la campaña que realizan 30 organizaciones ambientalistas y de la sociedad civil para lograr que se ratifique lo más pronto posible el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático y que las plantas de carbón de Punta Catalina sean convertidas a gas natural.
Como parte de la campaña, estas organizaciones abrieron una petición pública en las redes sociales para que la población la suscriba dirigida a las autoridades para que ratifiquen el convenio internacional.
En la colectiva participarán los artistas plásticos Wilfrido Velázquez Gómez, Geovanny Infante, Roberto Isaías, Ramón Jiménez Andrés Bidó y Tito Aybar.
También participan los reconocidos artistas plásticos de Puerto Plata Jhonatan López Luna y Osiris Salomón.
Son invitados especiales de esta V Colectiva, los pintores cubanos Jimmy Valdesia y Eliberto López, que también se unen al reclamo de la ratificación del Acuerdo de París y por la unidad de todo el Caribe para enfrentar los efectos del cambio climático.


ARTISTAS UNIDOS POR UN PLANETA POSIBLE
COMITÉ NACIONAL DE LUCHA CONTRA EL CAMBIO CLIMATICO, CNLCC

miércoles, 4 de enero de 2017

Avazamos hacia la colectiva ecológica sobre cambio climático y cuidado del planeta del 17 al 28 de enero

V Colectiva ecológica.

Avazamos hacia la colectiva ecológica sobre cambio climático y cuidado del planeta del 17 al 28 de enero en galeria Abad en la zona Colonial, que desde sus inicios trata de llevar un mensaje al país y al mundo a través de la plástica sobre la necesidad de preservar el planeta a las futuras generaciones y eso necesariamente tiene que pasar porque tod@s exijamos a las naciones industrializadas la reducción en un 80% del uso de los combustibles fósiles antes del 2050 como una forma de detener los efectos del cambio climático que ya afectan al planeta de una manera dramática.

Así mismo reclamar a nuestro gobierno la anulación del contrato estafa con la Barrick Gold cuya actividad minera en Cotuí, destruye nuestros bosques, contamina nuestros ríos y mata a las personas y los animales.

Detener también la construcción de las dos plantas a carbón en Punta Catalina en Baní o en su defecto cambiar la matriz a gas natural que es la mejor opción ya que si se hacen a carbón estas afectaran de manera la salud y la agricultura de esa importante región agrícola.

En esta actividad participan artistas plásticos de diferentes puntos del país así como de Haití y Cuba.

Esta colectiva está dedicada a Berta Cáceres ecologista Hondureña asesinada por los enemigos de la naturaleza en su país.

829 568 3544
Domingoacv2@gmail.com

www.artistasunidosporunplanetaposible.blogspot.com



Una obra de Anderrson Aquino.

Por un futuro justo y sostenible para todos los pueblos

COP22: CONTRA LA CUMBRE DE LAS FALSAS SOLUCIONES

Por un futuro justo y sostenible para todos los pueblos
28 de diciembre de 2016 por Colectivo
Declaración de Marrakech : Por alternativas realistas que mantengan el equilibrio medioambiental y garanticen la justicia climática
(Marrakech, el 17 de noviembre 2016) Las organizaciones y movimientos sociales democráticos y progresistas que luchamos en contra de la destrucción continua del medioambiente hemos seguido de cerca el 22º período de sesiones de la Conferencia de las Partes (la COP 22) que se celebró en Marrakech del 7 al 18 de noviembre del 2016, cuyos organizadores han catalogado como una «conferencia de trabajo» o incluso una « conferencia en pro de la agricultura». Hemos seguido con atención el proceso preparatorio de esta cumbre y teniendo en cuenta el contexto en el que se está llevando a cabo, presentamos la siguiente declaración:
1. Esta conferencia se realiza en un contexto internacional dominado por el imperialismo y el capitalismo que imponen sus modos de producción y distribución así como sus valores de consumo. Como consecuencia, ahora mismo la tierra se encuentra en una peligrosa situación medioambiental y el planeta continúa su camino hacia una inevitable catástrofe, ya que la temperatura de la tierra continúa aumentando a tal punto que los elementos necesarios para asegurar la supervivencia de la humanidad podrían desaparecer para siempre.
2. El proceso de toma de decisiones en esta cumbre, como ocurrió en ediciones anteriores, sigue dominado tanto por las corporaciones responsables de la contaminación como por los superestados de las mismas que las apoyan. Por consiguiente, esta cumbre supondrá una oportunidad más de adoptar decisiones y recomendaciones insuficientes y no vinculantes. Se trata más bien de establecer falsos mecanismos cuyo objeto es manipular e ignorar nuestras demandas para la puesta en práctica de una verdadera justicia climática.
3. Entendemos que el enfoque que se emplea en la cumbre de Marrakech en materia de justicia climática es inadecuado y no podrá evitar esta catástrofe ya que favorece los intereses de los lobbies con el fin de proteger los intereses y beneficios de las multinacionales y los países contaminantes.
4. A nuestro entender, la falta de capacidad de la ONU en la toma de decisiones a la hora de reducir el aumento de la temperatura de la tierra muestra con claridad la falta de capacidad de la comunidad internacional, por lo cual es fundamental que podamos cambiar sus mecanismos para poder así liberarla de las manos de las superpotencias y los lobbies que controlan sus decisiones y suponen un impedimento a la hora de establecer la justicia climática.
5. Creemos que la situación en deterioro que sufre el pueblo palestino debida a la sobreexplotación de sus recursos naturales, la ocupación de sus tierras, el robo de sus recursos hídricos y el control de sus alimentos por parte del Estado israelí y sus instituciones evidencia de forma flagrante el papel del colonialismo en la destrucción del medioambiente y de los recursos de los pueblos. Por lo tanto, apoyamos firmemente la lucha del pueblo palestino por recuperar sus tierras ocupadas y sus recursos. Apoyamos el derecho del pueblo palestino a la autodeterminación y reclamamos la indemnización de todos los pueblos que han sido sometidos al colonialismo, que ha destruido su medioambiente y robado sus riquezas, lo que constituye una deuda económica y ecológica que los colonizadores tienen la obligación de pagar.
6. Asimismo, consideramos que las alternativas reales son aquellas que tienen como objetivo mantener el equilibrio medioambiental y lograr la prosperidad de los seres humanos, independientemente de los beneficios capitalistas y los valores de crecimiento.
Para lograr estos objetivos, realizamos un llamamiento a:
A) Vincular la justicia climática con la justicia social, y con el respeto de los derechos humanos y la igualdad entre mujeres y hombres.
B) Apostar por alternativas políticas, económicas, sociales y culturales progresistas basadas en el principio de unidad entre el ser humano y la naturaleza, para que dichas alternativas pongan fin al sistema capitalista y patriarcal existente y protejan el derecho de los pueblos a la autodeterminación.
C) Poner en práctica una reforma agraria democrática y exhaustiva que permita a los pueblos alcanzar la soberanía sobre sus recursos naturales y alimentos tanto en los procesos de producción como de distribución. Dicha reforma agraria debe garantizar el derecho de los pequeños agricultores y trabajadores sin tierra a acceder a la tierra y a los recursos hídricos.
D) Aplicar normas nacionales e internacionales que logren disuadir a los países y empresas contaminantes, así como garantizar los derechos de todas las personas y regiones que han sufrido a manos de los devastadores efectos del calentamiento global.
E) Detener la extracción y explotación de todo tipo de combustible fósil dado que contribuyen en gran medida al aumento de la temperatura de la tierra, y detener también el comercio de carbono, que una forma encubierta de seguir vulnerando los derechos de los pueblos de los países del Sur, en especial la clase trabajadora, los pequeños agricultores, las mujeres, los migrantes y los pueblos indígenas.
Por todo lo anterior, los movimientos y organizaciones sociales y democráticos que firmamos esta declaración creemos que la puesta en práctica de estas alternativas y otras soluciones que buscan poner fin a la codiciosa lógica capitalista dominante puede hacerse realidad solo mediante la unión de las luchas internacionales y nacionales para que pueda así cambiarse la relación de poder en favor de los pueblos.
Entonces, hacemos un llamamiento a todas las fuerzas que luchan contra la destrucción del medioambiente y contra todas las formas de dominación imperialista para conformar un frente unido internacional contra este dominio y sus implicaciones en todos los ámbitos así como sus mecanismos de control financiero, político y económico con respecto a la toma de decisiones internacional y el destino de los pueblos. Un frente que luche en pro de la aplicación de soluciones y alternativas reales que establezcan un mundo sin comercio de carbono, sin pobreza y explotación; un mundo de desarrollo justo y sostenible.
¡Vivan los pueblos unidos, solidarios y en lucha por la emancipación humana!

En Marrakech, el 17 de noviembre 2016
Firmantes
- Federación Nacional del Sector Agrícola : MAROC
- La Via Campesina LVC : Movimiento campesino Internacional
- REDACOP22 : Red democrática para el acompañamiento del cop22
- ATTAC Marruecos
- Asociación de Millones mujeres rurales : TUNISIE
- Union of Agricultural Work Committees. PALESTINE
- La Confédération Paysanne : FRANCE
- Indonesia Traditional Fisher folk Union : INDONESIA
- People’s health movement = Salud de las pueblos : MARRUECOS
- Foro Social Mundial de la Salud y Seguridad Social
- Colectivo para el derecho a la salud en Marruecos
ـ Asociación Marroquí de Derechos Humanos
- Federación Nacional de la Enseñanza – tendencia democrática: Marruecos (FNE)

miércoles, 23 de noviembre de 2016

He querido compartir estas fotos y estos poemas a propósito de mi cumpleaños este 24 de noviembre.





Mi origen 

La tarde recrea  ante mis ojos la nostalgia de mi origen perdido en África. 

La   tristeza de estos largos años de exilio en que hemos perdido nuestra identidad, hace florecer entre mis ojos lirios  de agua. 

La pena acumulada durante estos siglos de huir a ningún lado golpea mi  memoria como un látigo de sal que abre viejas heridas que vuelven a sangrar bajo el sol púrpura de nuestro ocaso. Tantos años de olvido han  dejando en mi boca el  agrio sabor de la ausencia 

África es en mi corazón una hoguera que se enciende entre mis ojos cuando miro hacia atrás,  se  que ya no volveré al acrisolado mundo de mis sueños;  me he resignado a morir en esta tierra tan ajena y tan mía, pero mi vida sigue allá,  en la aldea de donde una noche  mi ADN sin querer, empezó a viajar en un cuerpo desconocido hacia una isla perdida en el mar Caribe.

Quinientos años  después, la mirada triste de la abuela Mamá Tita, me despierta en medio del estruendo de los arcabuces y  los gritos de los  hombres  que defendían  a los suyos, hasta terminar atados a la codicia de unos hombres  que contra el reflejo de la aldea incendiada los conducían  por un sendero de horror hasta una embarcación anclada en un océano de cadáveres, emprendiendo un viaje sin retorno hacia el dolor.

Yo apenas era menos que un sentimiento perdido en la memoria de alguien que aún no había nacido, pero  ya llevaba sobre mis hombros el peso de una historia de látigo y sudor, donde la vida nunca dejó de ser un canto que en las noches, se multiplicaba en la voz alegre de las tamboras.


La insignificante grandeza.


Escribo mucho de mí
de mis ancestros
de la tierra donde nací
quiero dejar testimonio de la insignificante grandeza de nuestras vidas.
decir que sobre la primavera que con sus manos fecundas hicieron florecer en nuestra memoria  los  abuelos
construyeron una gran ciudad
que de esa tierra que en mi corazón es un canto 
no queda nada 
sólo recuerdos 
recuerdos edificados sobre las cenizas de nuestra nostalgia
recuerdos tan enraizados en mis palabras 
que en mi voz anidan los pájaros fabulosos de mis sueños 
que más allá de la polvorienta geografía de mi cuerpo  iluminan los cubículos del olvido
en donde la civilización enterró toda nuestra alegría
ya que en  nuestra forma simple de ver la vida no  advertimos que el mundo de más allá de la alborada
ambicionaba nuestras tierras
que la modernidad avanzaba inexorable hacia nosotros 
triturando entre sus fauces todo lo que encontraba a su paso
que por el camino real a menos de una hora de distancia a pie
la ciudad resplandecía  en todo su esplendor
sus avenidas románticas con sus ventanales que todas las tardes daban al mar
las luces que herían el corazón de las sombras con sus cuchillos color del oro viejo
sus pomposos edificios preñados de sueños
sus mujeres de algodón que vestían sus corazones con las luces primeras del alba
para no morir de pena atrapadas por la soledad
sus escuálidos  hombres vestidos con los colores más estridendentes del arco iris
sus ruidosos automóviles ebrios de distancia
y sobre todo sus noches bulliciosas
con sus casinos
donde el azar y la ambición  atrapaban a los hombres en sus tentáculos imposibles
sus cines de melancolía de la Duarte y la Mella
donde la quimera llevaba a los espectadores en un viaje sin retorno por los túneles infinitos  de la fantasía
el mar Caribe  con sus barcos fantasmas esfumándose en el horizonte
las vidrieras de las tiendas que atrapaban nuestros sueños en el bucólico encanto de querer tener y no poder 
y mirábamos hacia dentro de nosotros mismos 
y terminábamos parados frente al espejo de la vida harapientos y descalzos 
en un mundo ajeno y extraño
como extraño éramos nosotros en ese mundo  
y de nuevo volvíamos a nuestras tierras 
en donde la vida transcurría sin más  prisa que ir  a los conucos
andar por los montes maroteando alguna fruta de lástima
arrear vacas hacia las distantes regiones del rocío
cazar pajaritos endebles para mitigar el hambre de toda la vida 
y en las noches alrededor de la hoguera los abuelos en una danza nos hablaban de sus hazañas remotas
de su largo viaje sin retorno hasta llegar  aquí
de la crueldad del látigo en sus espaldas
de cuando lucharon contra el hombre blanco por su libertad
de sus anhelos por volver al África 
y  de sus raíces enterradas en estas tierras  que abonaron con  sudor y sangre
tierra
en que a pesar de todo
siempre serán extraños
al final de la jornada sin más luces que la de la luna y las estrellas
nos alejábamos  por los caminos que  los grillos iluminaban con su canto
gritando a viva  voz la  alegría de compartir en una danza la vida
al llegar al hogar con la piel pegajosa de oscuridad 
dar un beso a mis padres
pedir su bendición
salir al patio 
y bajo las estrellas 
darme un baño de inmensidad y rocío 
y luego acostarme en mi hamaca
hasta que el sol de un nuevo siglo nos traiga la esperanza 
que perdimos en el duro batallar contra la modernidad


Nací un día de otoño.


Nací un día de otoño, 
cuando los soles eclipsados de noviembre 
emergían  despacio en las aguas cenagosas 
del amanecer. 


Naci frente al mar.

Nací frente al mar
en una ciudad ilusoria
atestada de fantasmas
que corren y danzan alegres
por calles anegadas
de algas,  peces y corales
que florecen todo el año
Iluminando los rincones
de las casas invisibles
donde habitan las sirenas
que atraen con su canto
a viejos marineros
con sueños de piratas
que navegan perdidos
por lugares remotos
donde el olor estancado
de lunas florecidas
deja un rastro lumínico
de pétalos  dormidos
sobre los mares
del tiempo perdido
donde peces gigantescos
y monstruos marinos
devoran los barcos
con la tripulación adentro
esa ruta de naufragio
lleva a lejanos puertos
de babilónicas ciudades
donde hermosas sirenas
disfrazadas de doncellas
reciben a los viajeros
con guirnaldas de estrellas
música de ángeles
banquetes faraónicos
y amplios salones
decorados sin prisa
donde marineros decrépitos
y hermosas sirenas
disfrazadas de doncellas
bailan sin descanso
música triste de otros tiempos



Racimo de luz

esa es mi voz 
eco lejano de tamboras ahogándose 
en la mirada ausente de la eternidad 
madreselva que se enreda en la brisa 
árbol nocturno de sonidos 
barco de humo derritiéndose en la alborada
luna de papel hundiéndose en el mar
densa atmósfera de clorofila 
caballo de azúcar cabalgando 
sobre la arena luminosa del verano 
estampa de sangre en las paredes del futuro 
mi voz
eco de lágrimas salpicando las ciudades 
heridas por la guerra
aroma desolado 
campanas de agua 
racimo de luz en el pozo de la muerte 
grito  de guerra 
canto de amor
esa es mi voz

Espejo de dolor.

Me voy 
siempre he sido un fugitivo 
huyo de mí mismo 
huyo del hambre y  la miseria de los niños 
que cuelgan de mis palabras tiznados de llanto
huyo de la palabra angustia 
huyo de los fantasmas que prisioneros 
detrás del espejo se burlan de mí
huyo de la muerte 
humanamente disfrazada de mujer 
prostituta que en las esquinas 
me invita a su morada
me  incita al amor 
al sexo 
huyo de los ojos llorosos de la noche 
que detrás del cristal de una estrella 
es rocío al amanecer
huyo de la pena 
de sus tentáculos imposibles que me atan al dolor 
huyo de la brisa fúnebre que viene de los cementerios 
huyo del humo que es memoria absurda de la nada
huyo
me escondo detrás de los vitrales 
de las tardes invernales de enero 
y al mirarme en los ojos del dolor 
descubro que nunca fui a ninguna parte 
que la muerte siempre me retuvo a su lado 

Alborada de mariposas azules.

No fui más que un niño que siempre anduvo perdido en sí mismo 
en los conucos lejanos del abuelo Ismael
aprendí de la vida todo lo que sé hoy
fueron los potreros del tío Juan mi escuela 
y en las lejanas regiones del rocío era donde podía mirarme al espejo 
y encontrarme tal cual era
un niño hecho de ceniza y barro 
con la mirada torva perdida en el infinito
que escribía todas las tardes en los pergaminos del viento 
su historia envejecida en su dolor vegetal
fue toda mi alegría poder correr por el bosque 
hasta cansarme y terminar de bruces 
entre los arbustos mágicos de las tardes 
hablar con los animales y los árboles
pasear en el viento más allá del horizonte  
y regresar en las nubes al lugar de donde nunca partí 
y encontrarme como siempre arrullado entre los brazos de mis padres
que me cubrían de la lluvia que con su corazón de azucena 
iba dejando pedazos de cielo dormidos en mi piel.
todas las tardes mi madre y yo nos sentábamos bajo la sombra del gran árbol azul 
a mirar como los pájaros ebrios de clorofila 
se escondían detrás de las murallas del horizonte 
mientras una peregrinación de mariposas 
ancladas en los ventanales del ocaso agonizaban en la mirada quimérica de un ángel.
hoy no hay más alegría  que este canto bajo esta luna de jade 
por el camino del alba las huellas del rocío se evaporan entre los pies descalzos de un sol precoz 
que siempre en noviembre pasa de largo a esconderse entre los matorrales atardecidos de la distancia
alborada de mariposas azules 
heridas por los puñales del  otoño 
todas la mañanas  en el  fogón doña Lola hierve jengibre que ofrece al paladar
para ahuyentar a los duendes del frío 
y en algún lugar perdido en la memoria 
Cató todavía fabrica con sus manos de ternura 
los colores del amanecer 
y en un rincón de mi alma  
la abuela Mamá Tita recolecta los residuos perdidos de nuestro pasado  
muchas veces ella y yo imaginábamos escuchar en la voz destemplada del viento 
el lejano sonido de nostálgicas tamboras 
grito de guerra 
canto de amor 
danza que en las noches aun nos libera del peso de una historia amarga 
que escribieron con su sangre nuestros abuelos 
para que mi voz 
quinientos años después pudiera abrir las puertas que el tiempo creyó haber cerrado para siempre
nací en esta tierra que tiene el color del olor del topacio 
donde los colores vegetales de la primavera se levantan como una ola 
que inunda todos los rincones del bosque de mariposas 
que al morir van dejando un rastro efímero de luz 
en la mirada azul de la distancia
arco iris coagulado en una lágrima 
por el camino real 
el tío Alberto regresa 
parece flotar sobre la tenue oscuridad  del atardecer 
la tía Agustina en la ventana  lo ve llegar 
espera como siempre que él lleve las vacas a los corrales 
se dé un baño 
vaya a la ventana 
le dé un beso 
y luego se sienten todos en la mesa a cenar. 
todavía en las noches 
mi padre como un fantasma 
se pierde entre las sombras hacia las carboneras 
a vigilar los hornos 
para que el fuego no consuma los sueños 
y así poder derrotar el hambre que acecha entre los resquicios de las horas más largas del verano.
primavera insular
caserío perdido junto al bosque del olvido
flamboyán amarillo
anacahuita de cristal
bajo los limoncillos florecidos la tía Tatín con su escoba
arrincona contra los espejos de la tarde
las cenizas que deja el otoño en la mirada de la tía Aurora
que aún busca en su interior el camino de regreso al paraíso que nos robó la modernidad 
ignora ella 
que morirá arrinconada contra sus sueños 
sin volver a ver el sol desde los ventanales primaverales del alba

Domingo Acevedo.

829 568 3544

Domingoacv2@gmail.com

www.espejismodelunallena.blogspot.com